Rocío perdió 9 kilos con el Programa Balance ¡Y sigue bajando!

April 11, 2018

Basta de dietas, cambia tu forma de pensar la comida 

 

 

Pon una mano en tu corazón y responde estas preguntas con total sinceridad:

  1. ¿Alguna vez pagaste el gimnasio por un año completo, para asistir menos de un mes?

  2. ¿Alguna vez te miraste al espejo, no te gustó lo que viste y partiste a compadecerte de ti mismo/a con una galletita?

  3. ¿Tienes guardada una o más prendas de ropa que algún día -lo juras- volverás a poder ponerte?

  4. ¿Alguna vez te has prometido que mañana, sí que sí, partes la dieta?

Si respondiste que sí al menos a una pregunta detente a pensar por qué, cuál es el motivo que te impide eliminar esos kilos de más que no te hacen feliz. Verás que, finalmente, todo está en tu cabeza. Eso es malo y es muy bueno, porque tienes un problema (¡malo!), pero hay técnicas para resolverlo (¡excelente!).

 

Nuestro Programa Balance trata justamente de eso: en 16 semanas te enseñamos a elevar tu nivel de conciencia personal para que puedas enfrentar los temas o problemas que te frenan diariamente. Este cambio es mucho más efectivo que una dieta tras otra, porque es para toda la vida. Ser consciente de tus decisiones te permite adoptar estilos de vida sanos, que además de ayudarte a bajar de peso aumentarán tu autoestima y bienestar.  Motívate con la experiencia de Rocío Catalán, psicóloga laboral, quien perdió 9 kilos tras participar en Balance. Estamos orgullosos de sus logros, no sólo porque sigue bajando de peso sino que porque cuenta que hoy es mucho más feliz que cuando llegó a nuestro Centro Inspira. Ella nos contó en profundidad las distintas caras de este proceso:

 

¿Cómo llegaste al Programa Balance?

Llegué porque amiga mía lo hizo, vi el resultado y me encantó. Me hicieron mucho sentido las cosas que me contó del programa, por lo que decidí conocer los programas de Inspira. Ahí, terminé de enganchar con la idea, con el proceso, con la metodología.

 

¿Cómo afectaba el sobrepeso a tu vida?

Llevo batallando con el sobrepeso como ocho años. Nunca me ha costado tener trabajo, tampoco tener pareja, pero el gran gatillante de que yo dijera “algo tengo que hacer” es que me empezó a influir en la intimidad. No estaba conforme con mi cuerpo, no me sentía cómoda para estar con mi pareja.  Aunque él nunca me hizo un comentario, siempre me decía que yo estaba maravillosa. Pero no me atrevía a sacarme la ropa. Para ponerme el pijama en la noche lo hacía en el baño o mientras no estaba.

 

¿Cuál es la principal ganancia de haber hecho el programa?

¡Uf! El tema principal está en la transformación integral que uno tiene, porque finalmente el tema del peso es algo que llega por consecuencia de otras cosas. Tiene que ver con transformar tu vida, tus hábitos, tus pensamientos, llenar tus carencias afectivas. Aprendes a ordenar tu vida, a poner las cosas en su lugar, a estar atenta y a ser mucho más consciente de ese orden, de esa transformación que tiene que ser diaria.

 

¿Qué cambios tuvo tu “yo” de comienzos del programa a tu “yo” actual?

Tremendo. Todavía me sigo sorprendiendo, día a día, de los cambios de hábitos que tengo. Antes de ingresar al programa no hacía deporte. Llevaba una vida totalmente sedentaria. Creía que no podía correr, que me daba lata, que no me gustaba,  que el deporte y yo jamás íbamos a ser amigos o que quizás, algún día, íbamos a volver a serlo. Hoy es parte de mi vida. Lo echo de menos, me gusta, lo hago encantada de la vida. Antes funcionaba más automáticamente, hoy día soy capaz de ver lo que me hace bien y lo que me hace mal. 

Siento que puedo elegir las cosas que quiero. Es una construcción diaria elegir dónde quieres estar. Si te sientes incómoda no debes sentirte víctima de las circunstancias, sino que debes saber que hay otras opciones, que puedes escoger, que puedes pedir ayuda. Esas cosas te alivian la carga como ser humano.  

 

¿Cuál fue tu peor momento?

Varios. Es como que te resistes al cambio a pesar de que lo quieres, hay como una resistencia natural a seguir con el status quo. Requiere valentía, autocrítica. Requiere de apertura también, de estar dispuesto a pensar “fuera de la caja” como se dice.

Es esos momentos el equipo de Inspira son un pilar fundamental. Más allá de ser las mentes pensantes detrás del programa, la calidad humana de Rodolfo y de Valentina le dan un plus a esto. Establecen un contexto de confianza, de una credibilidad que te invita a compartir sin miedo. Esto se trata finalmente de abrirte, de trabajar tus temas. Ambos muy-muy profesionales, son expertos en lo que hacen. Son totales.

 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de hacer Balance?

Estar en grupo te permite adquirir un compromiso que no es sólo contigo,  porque cuando el compromiso es contigo buscas excusas, te das permiso para no cumplir,  como que no es tan serio. No sé si hubiera tenido el mismo resultado en forma individual.

Este programa no trata sólo de dietas. Es mucho más profundo. Hay una transformación completa de ti, como ser humano. Sacas la mejor versión de ti misma. Es  tener muchas más herramientas, sentirse más capaz, recuperar tu  autoestima perdida por inseguridades que se van desarrollando con el tiempo. Mejoran tus relaciones personales, familiares,  de pareja,  de trabajo. Aquí hay un impacto positivo, que es mucho más integral y transversal en tu vida. Aprendes de  relaciones saludables,  decisiones saludables, alimentación  saludable,  todo saludable. Podemos plantearlo al revés. Saquemos la alimentación y el tema del peso y te pregunto: ¿Estarías dispuesto a pagar por un programa en el que aprendes a ser más feliz?

 

Please reload

Publicaciones recientes
Please reload

Únete a nuestra lista de mailing
ConTÁCTANOS

Tegualda 1349

Providencia, Santiago​

Teléfonos: (+56 9) 81561390 - (+56 9) 84283054​

contacto@centroinspira.cl

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

© 2019 Centro Inspira Ltda. 

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES!