Publicaciones recientes
Únete a nuestra lista de mailing

TIPS para reducir la ansiedad provocada por el coronavirus


Ante la incertidumbre del coronavirus es probable que tengamos mayores niveles de ansiedad y estrés. Es que nos estamos enfrentando a una situación nueva en donde reina la incertidumbre y el riesgo de enfermarnos o infectar a otros. Les dejo algunas indicaciones que les pueden servir para manejar estas sensaciones y aumentar nuestra sensación de bienestar en el encierro.

1. Quedémonos en nuestras casas

Existen medidas para prevenir el contagio del coronavirus: lavarse las manos, mantener al menos un metro de distancia, no tocarse la cara, etc. Para mí, la más efectiva es el distanciamiento social. No puedes infectarte del virus si no estás en contacto con objetos o personas que lo tengan. Es por eso que lo que te hará sentir más seguro es reducir al máximo las fuentes de exposición. Además, la posibilidad de equivocarse, y rascarse los ojos o apretar algún botón (como el del ascensor) no es baja.

2. Arma una nueva estructura para tu día

De un día para otro, se derrumbó la rutina que tenías. Llegó la hora de rediseñarte e inventar un nuevo orden de actividades. Define horarios específicos. Por ejemplo, si antes gastabas una hora a tu lugar de trabajo, asigna esa hora a una nueva actividad. Si hacías deporte por una hora, organiza cómo realizarás ese tiempo de actividad física en tu nuevo entorno. Puedes definir tiempos para:

  • Trabajar.

  • Comunicarte con tus seres queridos.

  • Ocio y diversión.

  • Meditar.

  • Preparar tus alimentos.

  • Limpiar.

  • Aprendizaje (hacer cursos, leer, etc.)

  • Informarte.

3. Limita la cantidad de información a la que te expones

Una sobreexposición ante la cantidad de información disponible puede disparar la ansiedad y podemos caer en el fenómeno de la “catastrofización”; es decir, hacer los problemas más grandes de lo que realmente son. Sí, es necesario que te mantengas al tanto de lo que está ocurriendo, pero no todo el tiempo. Puedes ver el noticiero, leer el diario o dejar tiempos limitados de acceso a fuentes de información. ¡OJO con las noticias falsas!

4. Mantente conectado(a) con otros

El contacto, aunque sea virtual provoca la secreción de serotonina en nuestro cerebro. Reúnete de manera virtual con tus compañeros de trabajo, familia y amigos. Trata de hacer las actividades de antes, como almorzar juntos, pero de forma virtual. Si te juntabas con tus amigos a conversar, pueden hacer un llamado de varias personas a través de Skype.

Por Rodolfo Álvarez